Cómics

‘The Umbrella Academy’: Todas las diferencias de la serie con respecto al cómic original

Steve Blackman nos podría haber dado una adaptación de los X-Men a la TV, pero afortunadamente optó por una versión de The Umbrella Academy mejorada. Pero que muy mejorada.

Ya te hemos explicado por qué The Umbrella Academy se va a convertir en tu nueva serie favorita de ciencia ficción y/o superhéroes (que básicamente se reduce a que es una forma diferente de verlos, que los humaniza y nos enseña que también tienen familia), y hemos desgranado el final de la serie (que tiene que ver también con una forma distinta de entender a los héroes y de ver más allá de sus superpoderes, y entender cuáles son las relaciones entre ellos y tener la paciencia para contárnoslo sin prisa y el talento para hacer que nos importe). Lo que todavía no nos habíamos parado a contarte es en qué difiere la serie de televisión de Steve Blackman (ex-showrunner de Daredevil) para Netflix y la serie de cómics de Gerard Way y Gabriel Bá que adapta a este medio. Una serie a la que llevaban dándole vueltas distintos creadores desde que se se publicó en 2010.

El verdadero mérito de Blackman ha sido pasar olímpicamente de todas las aproximaciones que al cómic se habían querido hacer hasta ahora y que podemos despachar con un despectivo: querían hacer la enésima versión de los X-Men, sólo que para televisión. Sí, efectivamente: imagina qué desastre mayúsculo se podía haber hecho.Steve Blackman, además, ha acertado a la hora de alejarse de la colección original de Gerard Way. Porque nadie quería una copia para televisión: primero porque casi con toda seguridad no habría aguantado esta operación frankenstiniana, y segundo porque la serie de televisión hace mejor al cómic: corrige los errores del cómic (errores en el sentido de todos esos matices que no aprovechó y todas las decisiones que se podrían haber tomado de otra forma para hacer del cómic una obra mucho más ambiciosa). Y ha acertado a la hora de combinar dos arcos argumentales: Apocalipsis Suite y Dallas. Pero, bueno, eso ya lo sabías.

Ya te hemos contado que el principal cambio es el final, así que no nos vamos a repetir. No consiguen detener el Apocalipsis, a diferencia de lo que ocurre en el cómic, aunque tienen unas cuantas oportunidades. En los últimos minutos del final de la primera temporada, todos los hermanos se unen, Vanya (que no muere) inconsciente, para saltar en el tiempo con Número Cinco con la esperanza de que puedan reescribir el futuro (y dejar las bases sentadas para la segunda temporada). Venga, vamos a ver qué ha cambiado para mejor con respecto a los cómics.

1Vemos la transformación psicológica de Vanya
Vanya The Umbrella Academy 
Christos Kalohoridis/Netflix

Que Vanya es un gran personaje se ve en el cómic. El problema con el cómic (y es a lo que nos referíamos con eso de tener segundas oportunidades) es que realmente no tenemos la oportunidad de ver la transformación de Vanya. La serie, sin embargo, se toma su tiempo para que entendamos esa transformación. No es algo que suceda de un momento a otro. Es algo progresivo. Esa progresión es de lo que más orgulloso se siente Blackman. En el cómic es cierto que hay una clara transformación física (en el arco argumental Apocalipsis Suite), pero no hay una transformación psicológica. Y qué quieres que te diga, es mucho más interesante la segunda.

2Aprovecha mejor al personaje de Ben (Número Seis)
Ben Número Seis El Horror The Umbrella Academy 
Christos Kalohoridis/Netflix

Blackman ha recuperado a Ben (más conocido como El Horror o como Número Seis para el común de los mortales) para la causa (entiéndase causa para todos aquellos a los que nos parecía que el personaje daba para más cuando nos leíamos los tebeos de Gerard Way). En los cómics está solo esbozado. Vemos su aterrador superpoder en flashbacks, pero nos sabe a poco. En ambas representaciones del personaje sabemos que esta muerto, pero la serie le está sacando mucho más partido. Que sí, que seguimos sin saber qué narices le ha pasado, pero gracias a Klaus es un personaje más de la serie. El final de la temporada no sería ese pedazo de final sin ver a Ben y sus tentáculos gracias a la ayuda de Klaus.

Introduce a Hazel y Cha-Cha en el episodio 2
Hazel y Cha Cha The Umbrella Academy
Courtesy Of Netflix

Si tienes a un par de asesinos capaces de viajar en el tiempo, que, además, son dos grandes personajes, solo tienes una opción: sacarlos cuanto antes en la historia y luego ver hasta dónde te llevan (que puede ser más allá de la historia que ya se haya escrito para ellos). Aunque Hazel y Cha-Cha pertenecen al arco argumental de The Umbrella Academy: Dallas, posterior al de Apocalipsis Suite, Blackman (este tipo es un genio) ha sabido introducirles antes. Y sí, el personaje de Blige es un señor blanquito en los cómics. Y sí, Blige le aporta mucha chicha al personaje. No sólo le cambia el género y su etnia, sino que le da una dimensión y una personalidad que le saca de la imitación de los Hernández y Fernández tintinianos.

Y nos da más información sobre La Comisión

Sabemos que en ella trabajan personas con la capacidad de viajar en el tiempo para corregir la Historia, que se llama Temps Aeternalis y que ficha a Número Cinco y emplea a Hazel y Cha-Cha. Y poco más. En la serie le sacan todo el partido: nos muestran a una organización burocrática con un jefe muy particular que ordena la ejecución de Número Cinco cuando falla en la misión que le han encomendado.

PUBLICIDAD – SIGUE LEYENDO DEBAJO
La detective Eudora Patch y su relación con Diego
Eudora Patch The Umbrella Academy
Netflix

Otro cambio de género, y también para bien. La serie se carga, creativamente hablando, al Inspector Lupo, un sosias de nuestro adorado y repetido una y otra vez en la ficción James Gordon, y nos ofrece a la detective Eudora Patch, que también tiene una relación particular con Diego. Con una particularidad añadida: ha tenido una relación sentimental con el superhéroe. Y así nos quitamos ese deseo platónico de Diego por Vanya de los cómics de Way.

El viaje lisérgico de Klaus
Klaus The Umbrella Academy 
Christos Kalohoridis/Netflix

En la serie ni lo matan Hazel y Cha-Cha después de torturarle, ni luego se encuentra con un vaquero que se parece, pero que mucho, a Bob Dylan y que resulta que es Dios. Porque cuando matan a Klaus, resulta que va a al cielo. En la serie, aprovechan la muerte de Klaus, en una rave, tras una caída infortunada, para que vaya al cielo y hable con Dios, que resulta que es una niña afroamericana (estilo Matrix) que le dice que hable con su padre, Sir Reginald Hargreeves. Esto permite que sea Hargreeves quien le desvele que se suicidó para que sus ‘hijos’ se reunieran y detuvieran el apocalipsis.